Re-visiones #8

Investigadores invitados

SITUANDO NUESTRAS EXPERIENCIAS
Una propuesta para la investigación doctoral como una red de prácticas

CCC PhD-Forum

(Nick Aikens, Denise Bertschi, Michaela Büsse, Lucas Cantori, Paola Debellis Alvarez, Doreen Mende, Camilla Paolino, Hélène Soumaré, Melissa Tun Tun, Elena Yaichnikova)

CCC Research Program, Visual Arts Department, HEAD Genève (doreen.mende@hesge.ch)


 

0

Somos participantes del CCC PhD-Forum* con formaciones educativas diversas: estudios curatoriales, artes visuales, literatura, psicología, música, filosofía, estudios de género, estudios culturales, teoría del diseño. Partiendo de nuestros distintos idiomas, traemos al PhD-Forum formaciones culturales, geografías intelectuales, prácticas e intereses de investigación propios. Somos artistas, investigadoras, curadoras, educadoras, estudiantes de doctorado, postulantes, asistentes y profesoras en humanidades, ciencias sociales, filosofía, diseño, arquitectura y arte contemporáneo. Cada una de nosotras trabaja individualmente en un proyecto de investigación antes, durante, o después del doctorado. Estas temporalidades se encuentran cuando nos reunirnos. Estamos aquí para situar nuestras experiencias en el contexto de los debates actuales sobre la investigación doctoral dentro de la academia de artes. El PhD-Forum es para nosotras, Investigadoras Afiliadas a CCC, un lugar donde encarnamos nuestros procesos de investigación y creamos las condiciones para un diálogo entre nuestras múltiples procedencias. Dicho diálogo emerge en las voces, problemas y proyectos de sus participantes.

Nos reunimos en el formato de un foro, situado dentro de un cierto marco institucional, si bien los proyectos de investigación de cada una están afiliados distintamente fuera de él. Algunas de nosotras nos embarcamos ya en un proyecto de doctorado en otra universidad, otras estamos preparando nuestra postulación, y otras investigamos de forma independiente. Situar nuestras experiencias individuales dentro de un formato compartido implica también dar forma a la transformación continua de un grupo de investigadoras.

Tenemos en común la preocupación por la investigación basada en práctica, por tanto nuestras experiencias individuales forman una comunidad investigadora. Al mismo tiempo, en la experiencia compartida de intercambiar y transformar nuestras perspectivas, conformamos un sujeto colectivo. Hay una oscilación continua entres estas zonas de experiencia, de dentro hacia afuera y nuevamente hacia adentro. Este movimiento desde-y-hacia engendra una red de prácticas, que instituye consecuencias potencialmente transformadoras. La red de prácticas troca temporalidades, elabora metodologías y articula entrelazamientos; construye archivos específicos y desarrolla conceptos operacionales; funciona solamente cuando permite que las diferencias tengan lugar, haciendo espacio para nuevos lenguajes y para el surgimiento de vocabularios desconocidos; habilita la plasticidad como proceso de formateo; invita la llegada de imaginarios colectivos, habita contingencias y entiende las experiencias como material de trabajo.

El PhD-Forum nos ofrece la posibilidad de escapar de la lógica de productividad y lucro inmediato, y en cambio adentrarnos en un proceso de compartir y pensar conjunto con consecuencias a largo plazo. Frente a la multitud dispersa de productores intelectuales en el capitalismo cognitivo, estamos aquí con el deseo de formar una asamblea y por medio de ella re-territorializar la investigación.

1

¿A qué nos referimos con investigación doctoral como una red de prácticas?

2

Una investigación basada en práctica resiste un único concepto normativo del tiempo. Ocupa, practica, encarna y vive a través de diferentes zonas, lenguajes y cuerpos del tiempo. Tiene lugar caminando sobre minas de arena en Zambales en Filipinas, escuchando las cintas de casete de Rivolta Femminile, conectando una filosofía de la espacialidad con el armado de una exposición, viajando de Ginebra a Bahía, conversando sobre micropolíticas de la memoria y salud mental en Uruguay…

Así abordado el tiempo de investigación funciona de forma cronopolítica. Es decir, el tiempo de investigación tiene lugar en el despliegue de diferentes temporalidades: tiempo institucional, tiempo límite, tiempo de búsqueda, tiempo de lectura, tiempo de escritura, tiempo perdido, tiempo de miedo, tiempo corporal, tiempo de pensar, tiempo de lucha, tiempo de goce, tiempo colectivo, tiempo de transformación... El tiempo de investigación es precioso y vulnerable. ¿Y si consideramos que la vulnerabilidad es constitutiva de la investigación basada en práctica? Es decir, ¿y si entendemos el sentimiento de vulnerabilidad al tratar de definir una metodología basada en práctica no como un síntoma de incapacidad de dominio sino como la capacidad de ser afectado? En otras palabras, la vulnerabilidad de ser capaz de exponerse a aquello que importa más allá de fines académicos.1 Este tiempo de investigación contradice el orden crononormativo que la Declaración de Bolonia, reguladora de la Educación Superior en Europa desde 1999, impone de forma continua bajo el nombre de créditos ECTS, informes de evaluación, plazos límite y procedimientos de revisión por pares. Así, una investigación basada en práctica desafía y cuestiona la implantación de esta crononormatividad, como denuncia Elizabeth Freeman, que individualiza a la investigadora extrayendo su cuerpo hacia la productividad máxima.2 En las políticas del tiempo, afectarse, inquietarse y entusiasmarse es constitutivo de un proceso compartido de investigación en práctica. La investigación doctoral como una red de prácticas genera un tiempo común, en el cual la investigación tiene lugar ya no en soledad sino en comunidad. Esto tiene una motivación política: salir del entre-soi y la simple reproducción de conocimiento. La investigación doctoral como una red de prácticas se opone al consumo del tiempo en la actual "economía de la atención". Hacer investigación en práctica produce una temporalidad propia y, en última instancia, genera tiempo en lugar de consumirlo.

3

Nos preguntamos, ¿cómo se escribe la investigación como práctica a través de y en temporalidades diferentes?

4

La investigación por medio del arte en un proceso de doctorado basado en práctica requiere de un sitio donde construir las condiciones para el surgimiento de metodologías. El PhD-Forum utiliza el intercambio colectivo como metodología. Este es un proceso a largo plazo en el cual se construyen las condiciones de un espacio colectivo que requiere confianza, intimidad, escucha y cuidado. Un entorno que facilita la investigación doctoral como una red de prácticas entiende el hacer, la lectura y la escritura como modalidades políticas de abordaje y mediación. Lo político reside en una práctica que se involucra con métodos de varias disciplinas, no en un simple copiar-y-pegar sino preguntando: ¿Qué puede hacer un método por nosotros? ¿Qué puede hacernos a nosotros? ¿Cómo resuena este método con nuestras prácticas o preguntas específicas? ¿De qué modo es relevante frente a la experiencia vivida? ¿Es una experiencia vivida un método por derecho propio? ¿Soy un método? ¿Cómo podemos proponer una ciencia en acción? Desde aquí donde escribimos en Suiza en este momento estas preguntas cuestionan profundamente la normatividad institucional que encuadra la investigación doctoral por medio del arte.

5

La investigación por medio del arte en un proceso de doctorado basado en práctica debe ocuparse en encontrar metodologías para articular diferentes estados entrelazados. Recurrimos al doble significado productivo de articulación. Primeramente, articulación al hablar, al expresar. Nos preguntamos, ¿cómo enfrentamos la necesidad de hablar como intelectuales, como personas? Junto a Audre Lorde, ¿cómo reclamar el lenguaje y encontrar las palabras que no tenemos?3 En segundo lugar, articulación en su potencial para vincular distintos campos, ideologías y situaciones concretas. La articulación es para nosotros una metodología profundamente política, que nos permite, al unir fragmentos de diferentes investigaciones, situarnos intelectual y políticamente en un horizonte ampliado. Junto al teórico cultural Stuart Hall, entendemos estas metodologías de articulación como posibles "formas de una conexión que puede hacer una unidad de dos elementos diferentes bajo ciertas condiciones".4 Nos esforzamos continuamente en considerar ¿cuáles son las “ciertas condiciones” estructurales, institucionales y culturales que dan forma y flexionan nuestra investigación y permiten se produzcan estas vinculaciones?

6

¿Cómo la investigación doctoral como una red de prácticas permite la diferencia metodológica, epistemológica, cultural e histórica, no sólo a nivel estratégico sino estructural?

7

La investigación doctoral como una red de prácticas reintroduce las complejidades de saber y no saber. No dar por sentado lo que sabemos y cuestionar las condiciones en que se elabora el conocimiento, las formas en que se entrelazan lenguajes y cuerpos, es constitutivo de la investigación como práctica y de la práctica como investigación. Nos exponemos a otras formas de pensar, de traer conceptos a la práctica, de plantear inquietudes, de producir y enunciar conocimientos, de revelar vulnerabilidades. Estos extraños encuentros revelan cómo cada proceso de investigación se produce en particulares condiciones de producción de conocimiento. Importa de dónde venimos y cómo dicho marco de referencia da forma a nuestras visiones del mundo. Traemos un conjunto de condiciones que resuenan en el objeto de nuestra pesquisa. Pero, ¿cuáles son y dónde están nuestros puntos ciegos? ¿Cuáles son nuestras ansiedades? ¿Qué queremos producir desde ellas? La investigación doctoral como una red de prácticas implica reflexionar sobre nuestras propias fragilidades, encontrar palabras y conceptos para compartirlas. El esfuerzo de construir una conversación entre diferentes ámbitos de pensamiento, prácticas e idiomas requiere múltiples traducciones. Exige explorar otros lenguajes y vocabularios, así como desarrollar palabras y formas de expresión comunes. Enfrentar los límites del discurso axiomático y transgredirlos es esencial para dar lugar a otros razonamientos y, de este modo, a nuevas metodologías.

8

La investigación por medio del arte ejerce presiones sobre los modelos institucionalizados de conocimiento. Examina críticamente una relación de orden político y de organización social entre la producción y transmisión de conocimiento y las políticas educativas. Catherine Malabou pregunta "¿Acaso no podemos visualizar, a pesar de todo, una plasticidad de la condición social y recuperar la riqueza de variaciones y desviaciones estructurales que se encuentra en el corazón de la cultura?"5 A diferencia del imperativo neoliberal de flexibilidad y educación permanente, propugnamos la plasticidad, es decir, la continuidad de un proceso de remodelación del conocimiento a favor del surgimiento de imaginarios colectivos. En sintonía con la capacidad de transformación de nuestras propias voces y cuerpos, buscamos crear modos de pensamiento que no se adaptan a las lógicas de sujeción y despojo, sino que en cambio se ajustan a nuestras experiencias vividas. Situar nuestra investigación en un plano de valores maleables nos permite conceptualizar el trabajo intelectual y la práctica en un mutualismo profundamente político. El trabajo que hacemos nos hace a nosotros, no solamente como investigadores sino también como cuerpo social.

Procuramos habitar la investigación para reconocerla, no sólo mediante la institución sino en la vida cotidiana, aferrándonos a su importancia y su propósito en terrenos múltiples. O sea, redefinir los objetivos de la investigación en una esfera más amplia, otorgando un nuevo significado al trabajo de la investigadora como parte de su propia vida social. Un cambio en los objetivos podría reajustar el valor del trabajo de la investigadora más allá de su marco académico.

La investigación como red de prácticas necesita de un lugar distintivo donde se da una escucha valiosa, donde diferentes conjuntos de herramientas para la valoración y la crítica se encuentran para pensar los significados de la investigación en artes. Este lugar resistirá los procedimientos normativos aventurándose en campos imprevistos, explorando nuevos métodos, ya sea en el proceso de escribir, de leer o de comunicar la investigación. Los lugares donde se hace/produce conocimiento, sea este académico o no, operan en el capitalismo cognitivo como fábricas sin territorio. Hacen de la atomización y la dispersión la condición del trabajo intelectual, imposibilitando prácticamente la condensación social. El énfasis en la investigación dentro de estructuras artísticas experimentales desafía la lógica de un marco estándar impuesto. Reubicar la investigación doctoral fuera de su territorio de origen establecido es una forma directa de cuestionar cómo se produce conocimiento.

9

El despliegue colectivo de experiencias, textos, conceptos y casos de estudio reduce la separación de campos de especialización y estructuras que obstaculizan la libre circulación de conocimiento entre practicantes. Es una forma de navegación: moviéndose a través de los niveles, las dimensiones, las temporalidades y las escalas que caracterizan la complejidad de las crisis contemporáneas. Esto debe considerarse al dar forma a las condiciones de la investigación como práctica, situándose en una localidad productiva o en una política de la localización que es accionada mediante un cuerpo teniendo lugar. Empero, esto inicia a su vez un modo de productividad que opera distanciado del propio cuerpo y deriva en la necesidad de redefinir los paraderos del tener-lugar. En otras palabras, la condición de estar basada-en-práctica significa habitar o ensayar una red de prácticas que considera las muchas y variadas búsquedas enclavadas en las arquitecturas espacio-temporales de la investigación. Pensamos que es absolutamente necesario salirse de los confines y las limitaciones de los territorios académicos. Intentamos estirar el límite de su capacidad para acomodar un pensamiento inacabado, un pensamiento desobediente.

¿Cómo pueden facilitar las instituciones un espacio seguro, un espacio protegido de condiciones de trabajo precarias? ¿Quién está creando nuevas formas en los resultados de las prácticas contemporáneas de investigación? La vulnerabilidad de lo “nuevo" no debe ser abusada por ninguna de las partes involucradas, ni ser reducida a lo "conocido", lo "cómodo", lo "familiar", lo "mensurable" de un entorno universitario. Si aceptamos embarcarnos en esta aventura, el papel de las colaboraciones institucionales es garantizar estas condiciones de vulnerabilidad.

10

La investigación como práctica no se detiene con la presentación de la versión final de una tesis doctoral. Sino que continúa hablando a una audiencia mediante formatos que hacen pública la investigación, y que son, a su vez, un medio en sí mismo de hacer investigación.6

11

¿Cuál es la urgencia de emprender una investigación doctoral?
¿Qué queremos que activen estos procesos?
¿Cuáles son las consecuencias a largo plazo de la investigación doctoral como una red de prácticas?

 

CCC PhD-Forum
Ginebra, mayo / diciembre de 2018

 

El texto Situando Nuestras Experiencias fue escrito por Nick Aikens, Denise Bertschi, Michaela Büsse, Lucas Cantori, Paola Debellis Alvarez, Doreen Mende, Camilla Paolino, Hélène Soumare, Melissa Tun Tun y Elena Yaichnikov durante varias sesiones del CCC PhD-Forum en 2018.** La traducción al español fue realizada por Paola Debellis Alvarez. Gracias a Jamie Allen y Robert Hamlin Jackson por colaborar en la revisión de la versión del texto en inglés en una agradable tarde en CCC.

 

* El CCC PhD-Forum es un proyecto similar a un seminario que fomenta prácticas basadas en investigación en las artes, al tiempo que reflexiona sobre las condiciones necesarias para que dicha investigación tenga lugar dentro de la institución. En un mundo en el siglo XXI, testigo de rupturas políticas, tecnológicas, ecológicas y epistemológicas, los sueños de nuevos conocimientos que atraviesan disciplinas (o incluso que tienen lugar por fuera de ellas) necesitan de metodologías de investigación nuevas e integrales capaces de pensar de otra manera. Las participantes de este Foro son Investigadoras Afiliadas a CCC y contribuyen activamente dando forma a estas condiciones, aportando sus experiencias, inquietudes y necesidades, al tiempo que continúan con sus propios proyectos de investigación, ya sea bajo la forma de un doctorado dentro de una universidad o en el proceso de postulación. El intercambio con aquellos que se encuentran en el proceso de realizar un proyecto de investigación basado en práctica en este mismo momento es una forma directa de crear un marco viable para una escuela doctoral en una academia de artes dentro de la Educación Superior en Europa. Sugiere comenzar considerando las necesidades existentes en quienes efectivamente realizan una investigación doctoral como elementos para la construcción de un futuro programa de doctorado. En otras palabras, una investigación basada en práctica en una academia de artes se edifica sobre conocimientos transgeneracionales de pedagogías educativas del arte que se apoyan en la experimentación, la experiencia vivida, fines abiertos y habitares situados. Al mismo tiempo, la investigadora ejercita y pone a prueba métodos académicos de escritura y razonamiento. Así, la investigación doctoral basada en práctica es un híbrido capaz de remodelarse continuamente de acuerdo a un proyecto de investigación específico, a través de prácticas y experiencias, de campos e instituciones. Cercano a una constelación para-institucional, el PhD-Forum desea crear condiciones para la realización de una investigación doctoral informada en el análisis de la institución misma junto a un grupo de practicantes (Investigadoras Afiliadas a CCC), compartiendo experiencias y continuando su propia práctica en otros lugares. Esta condición para-institucional desafía al aparato de gestión administrativo que evalúa la calidad, los resultados y el impacto de una investigación basada en práctica. Reclama, en cambio, su capacidad para situar la cuestión del valor en el umbral espacio-temporal dónde y cuándo las necesidades efectivas de la investigadora y las demandas instituciones se encuentran. El entrelazamiento afuera-adentro es un aspecto activo y necesario en la construcción de las condiciones de investigación que permiten a la investigadora trabajar en su proyecto, que puede, sino dominar, movilizar nuevos conocimientos iniciados antes de un proceso de investigación doctoral, y por lo demás, con la capacidad de transformar más allá de un título académico. (D.M.)

** Una versión anterior de este texto fue comunicada en una lectura performática realizada por las Investigadoras Afiliadas a CCC durante la Jornada de Investigación del CCC PhD-Forum / HEAD Ginebra en colaboración con EPFL Lausana el 25 de mayo de 2018, en presencia de Samuel Bianchini e Irit Rogoff, así como Nicola Braghieri, Julie Enckell Julliard, Vincent Kaufmann, Charlotte Laubard, Luca Pattaroni, and Anne-Catherine Sutermeister.

El CCC PhD-Forum es un proyecto adjunto al Programa de Maestría Basado en Investigación CCC del Departamento de Artes Visuales en HEAD Ginebra/Suiza. El PhD-Forum fue iniciado por Doreen Mende con asistencia de las investigadoras/artistas/curadoras Camilla Paolino, Julia Pecheur y Melissa Tun Tun en 2016. Sus participantes comprometidas en un proyecto de doctorado son Investigadoras Afiliadas a CCC e incluyen a Nick Aikens, Michaela Büsse, Denise Bertschi, Lucas Cantori, Kajsa Dahlberg, Paola Debellis Alvarez, Alex Murray Leslie, Camilla Paolino, Julia Pecheur, Hélène Soumaré, Melissa Tun Tun y Elena Yaichnikova. El Programa de Investigación CCC en HEAD Ginebra es miembro del European Forum for Advanced Practices, financiado por COST en su acción 2018-2022.


Bibliografía

J. Butler, Vida Precaria, Barcelona, Paidos, 2007.

E. Freeman, Time Binds: Queer Temporalities, Queer Histories, Durham and London: Duke University, 2010, 3.

M. Garcés, “¿Qué podemos? De la conciencia a la encarnación en el pensamiento crítico actual”, eipcp, 4, 2008, http://eipcp.net/transversal/0808/garces/es

S. Hall, “On Postmodernism and Articulation: An interview with Stuart Hall edited by Lawrence Grossberg”, Journal of Communication Inquiry, vol. 10, no. 2 (verano 1986), pp. 45-60.

A. Lorde, “The Transformation of Silence into Language to Action”, en Sister Outsider, 1984, pp. 40-44.

C. Malabou, What Should We Do with Our Brain?, New York, Fordham University Press, 2008, 53.


Notas

[1] En “¿Qué podemos? De la conciencia a la encarnación en el pensamiento crítico actual” Marina Garcés propone que hoy la vulnerabilidad es constitutiva del pensamiento crítico, construyendo su argumento junto al análisis de la vulnerabilidad realizado por Judith Butler en su libro Vida Precaria (2007), ver: eipcp, 2008, online, http://eipcp.net/transversal/0808/garces/es. Texto sugerido por Yasmine Eid-Sabbagh en su presentación en la séptima sesión del CCC PhD-Forum en diciembre de 2018.

[2] Elizabeth Freeman, Time Binds: Queer Temporalities, Queer Histories, Durham and London: Duke University, 2010, 3.

[3] Audre Lorde, “The Transformation of Silence into Language to Action,” en Sister Outsider, 1984, pp. 40-44.

[4] La traducción al español es nuestra. Ver: Stuart Hall, en: “On Postmodernism and Articulation: An interview with Stuart Hall edited by Lawrence Grossberg”, Journal of Communication Inquiry, vol. 10, no. 2 (Summer 1986), 45-60.

[5] La traducción al español es nuestra. Ver: Catherine Malabou, What Should We Do with Our Brain?, (New York: Fordham University Press, 2008), 53.

[6] Parafraseando a Irit Rogoff en su contribución a la Jornada de Investigación del CCC PhD-Forum / HEAD Ginebra en colaboración con EPFL Lausana el 25 de mayo de 2018.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 
 

Re-visiones - ISSN 2143-0040
 
HAR2013-43016-P I+D Visualidades críticas, reescritura de las narrativas a través de las imágenes