Re-visiones #6

EDITORIAL

Política de las imágenes, ficciones de lo común.

Aurora Fernández Polanco (Universidad Complutense de Madrid)

Pablo Martínez (Museu d’Art Contemporani de Barcelona)

(imaginarrar@gmail.com)


Imposible negar que la universidad es un lugar de refugio e imposible aceptar que la universidad es un lugar de ilustración. Ante estas condiciones, solo cabe colarse a hurtadillas en la universidad y robar todo lo que se pueda. Abusar de su hospitalidad, odiar su cometido, sumarse a su colonia de refugiados, su campamento gitano, para estar dentro, sin ser parte –este es el camino de la intelectual subversiva en la universidad moderna.

Empezamos el editorial con este fragmento de The Undercommons: Fugitive Planning & Black Study de Stefano Harney y Fred Moten. Marta Malo de Molina, que ha traducido para Las lindes dos capítulos del libro1, consideró el término Subcomunes, porque se refiere a "prácticas y territorios de cooperación (organizados por el principio de lo común) que subsisten de forma subterránea en multitud de ámbitos (institucionales y no)”. Pese a ser Re-visiones una revista académica ha intentado desde el principio contaminarse de saberes indisciplinados, en compañía del museo y todos aquellos ámbitos autónomos que desde su número 0 han contribuido a repensar no solo la posibilidad que tenemos de rectificar la escritura de nuestras historias sino de proponer nuevas cartografías de subjetivación política. Harney & Moten hablan de una universidad en la que estar dentro sin ser parte. Sus metáforas son hermosas, pero el contexto emocional traiciona y no sabemos si la Universidad del Estado español, por más que ubicada al sur de Europa, podría reclamarse como campamento de refugiados o de gitanos. Quizá fuera conveniente contextualizar estas metáforas o mejor, desterritorializarlas del todo (ser termitas, ser topos).

En este mapa que vamos confeccionando juntas, juntos, proponemos ahora desde el número 6 de Re-visiones cómo vérnoslas con lo que nos es común; qué es lo que se teje sobre estas preocupaciones en los ámbitos que transitan entre los mundos de la academia, los programas expositivos, los programas públicos en los museos, las prácticas en los espacios independientes y autónomos y los movimientos sociales. Un tejido que, una vez más, como ya ha sucedido en la tradición revolucionaria, vuelva a desdibujar la diferencia entre prácticas artísticas y prácticas de emancipación para tratar –también de nuevo- de “organizar el pesimismo”2.

Una llamada de artículos, (un call for papers), no supone en este sentido más que esbozar la posibilidad de comenzar a trazar levemente este mapa con aquello que cada cual considere fundamental hacer visible y argumentable. Por ello hemos comprendido que las ficciones de lo común pueden ser la gran fábrica molecular de los cuentos que producimos para tratar de estar (mejor) juntos;  que tienen que ver además con el modo en que lo narramos, los formatos elegidos (¡su acceso!). En resumen, la amplitud de miradas que pongamos en ello, la insistencia –y la urgencia- de salir del cliché para abrir discursos que se consideren involucrados en una política de las imágenes entendidas como articulaciones entre lo que se ve, se piensa, se siente y se dice y no como el mecanismo compacto que organiza lo que el poder ve, piensa y dice. Es decir, la forma en la que nos afectan las narrativas dominantes cuando van incrustando pequeños y perversos lugares comunes en los que nos sentimos dañados; dañadas, especialmente. Abandonar pues los lugares comunes y, paradójicamente, crear nuevos lugares comunes.

Los artículos que han llegado a nuestra llamada transitan un espacio liso y nómada y van realizando por ello recorridos plurales. “En la noche relámpagos”, el texto de Cuauhtémoc Medina y Helena Chávez Mac Gregor, nos ha permitido una cierta continuidad con asuntos planteados en el número anterior en torno a las desapariciones forzadas y asesinatos de los normalistas de Ayotzinapa que nos interesa mucho no olvidar. El texto realiza un breve recuento del proceso que les llevó, junto al Teatro Ojo/Hector Bourges, Laura Furlan, Karla Rodriguez y Patricio Villarreal al proyecto realizado para Draft, “En la noche relámpagos”: “cómo intervenir en una esfera publica repleta de imágenes de violencia que, en vez de crear un espacio para producir un pensamiento colectivo se subordina a las imágenes de esa violencia “.

En “Un lugar común no es mi lugar. Relaciones artísticas entre México y EEUU en un mundo globalizado”, Daniel Montero Fayad pone en evidencia la condición geopolítica de deslocalización y recolocación mundial que vive México. Cómo el flujo y la porosidad cultural y social está atravesado por relaciones que llegan a formar el corazón mismo del sistema económico mundial.

A partir de la mirada de Giorgio Agamben sobre las cartas paulinas, Jaime Vindel indaga en la intimidad filosófica entre lo mesiánico y lo común y subraya el modo en que el olvido histórico de ese vínculo nos puede ayudar a explicar la constitución excluyente de los sujetos históricos de la modernidad. Pero también  su retorno en el imaginario occidental de la subalternidad por autores como Pier Paolo Pasolini o Guy Debord.

Las “santas” alusiones de Vindel nos animaron a realizar algunas preguntas a Jacques Rancière a quien nos pareció interesante entrevistar con ocasión de “La noche en pié” de Paris. En ella utilizamos las imágenes que acompañan el texto transcrito. Se las íbamos mostrando junto a las preguntas aún sabiendo lo poco dado que es nuestro querido filósofo al “punctum” fenomenológico. En torno a ellas giró la conversación.

Andrea de la Serna relee precisamente a Rancière y nos presenta “un común por-venir” de la mano del concepto de “pueblo por-venir” de Gilles Deleuze  y del Marat/Sade de Peter Brook.  Intentará determinar qué puede significar ficcionalizar el común y desde qué propuestas ontológicas, políticas y estéticas puede argumentarse.

El resto de artículos del Dossier respondió a algunos tags de nuestra propuesta que tenían que ver con las culturas de usuari* en Internet: en “Nuevas egologías mediáticas”, Juan Martín Prada nos dedica un artículo de largo recorrido con detenimiento en los momentos más significativos de la modernidad y su sistema (el capitalismo), donde plantea la web como ámbito especular en el que se construyen las prácticas de autorrepresentación e hipervisibilización. De este modo, no solo alerta de los peligros del narcisismo alimentado por el sistema neo-liberal, sino que los ancla en un análisis histórico basado en una dialéctica “difusa” entre el “yo” y la multitud.

Loreto Alonso surfea en la memoria ambiente,  una actualización del sueño colectivo enunciado por Walter Benjamin, donde hace una cata crítica a través de tres narrativas ficcionales, Mil novecientos ochenta y cuatro, el formato televisivo en Gran hermano y la película de Ari Forman El congreso (2014), así como de figuras como el loop y otras dinámicas mediáticas de extrañamiento interactivo. Marian Garrido, por su parte, con un título-icono (¯\_(ツ)_/¯), nos avisa de que un fantasma recorre internet que se llama nihilismo. Así “desde las corporaciones, intentando sacar tajada a los rincones de resistencia del usuario, a las plataformas de consulta de información, nos podemos encontrar con ejemplos que desafían el control pero también ponen en jaque el sistema de lógicas que impera en el mundo tangible”.   

Las XXI Jornadas de estudio de la imagen del CA2M, dirigidas por Leire Vergara, se plantearon este año el poder de ver juntos las imágenes. Por ello muchas de las ponencias han sido fuente esencial para alimentar este número. Kodwo Eshun accedió amablemente a nuestra solicitud de transcripción del texto “La escena final de Hyenas, una incorporación parentética” película dirigida por Djibril Diop Mambéty en 1992 y considerada como  “sátira mordaz del África actual”. Eshun cuestiona la eficacia de la “opacidad” (concepto utilizado por Edouard Glissant) es decir, si llega a funcionar en tanto contrapoder contra la transparencia del poder. En este sentido nos propone entender la última escena de Hienas “como una representación de la lógica sacrificial de los programas de ajuste estructural de las décadas de 1980 y 1990”.

Silvia Maglioni & Graeme Thomson que realizaron paralelamente a las Jornadas el Seminario organizado por nuestro proyecto I+D “Visualidades críticas: reescritura de las narrativas a través de las imágenes” (http://www.imaginarrar.net/seminario5.html), nos brindaron Dark Matter Cinema Tarot. Desde un estado de emergencia. Este texto que recoge sus experiencias durante la residencia common infra/ctions en Les Laboratoires d’Aubervilliers  (París), alude a una experiencia llevada a cabo en los talleres de las citadas Jornadas del CA2M, una práctica nómada que adopta formas diversas cada vez que el Comité Nocturno se reúne.

Nos pareció oportuno que la propia Leire Vergara publicara con nosotras la conferencia- conversación que impartieron juntas ella e Isabel de Naverán. Otra forma de ver imágenes en común, pero un formato que propone atravesar la imagen hacia un territorio que cada vez nos interesa más explorar, el de la experiencia con el cuerpo y los tiempos imperceptibles del espacio cotidiano. Re-visiones recoge una nueva versión de la conferencia del Teatro Pradillo, dentro de la iniciativa Laboratorio 987 (2013) de Chus Domínguez, Nilo Gallego y Silvia Zayas. Esta versión incluye la transcripción y la traducción al ingles de los dos primeros puntos propuestos por cada autora, así como la grabación en video del evento.

Ha sido fundamental para este número contar con Focus: Adelita Husni-Bey. Libro blanco: sobre la tierra, la ley y el imaginario, un cuadernillo dentro de los proyectos invitados que introduce Pablo Martínez como comisario de la exposición del mismo nombre presentada en el CA2M desde diciembre de 2016. Incluye el texto de Adelita Husni-Bey sobre La Convención del uso del espacio, y una conversación que mantiene con Ana Méndez de Andes y Emilio Santiago Muíño. Todo ello vuelve a poner de manifiesto la relevante aportación del CA2M a la investigación académica de una revista como Re-visiones.

Agradecemos especialmente que el apartado de reseñas resulte también un asunto fraguado desde lo común: Virginia Villaplana, de quien Ana Pol comenta su libro coral Soft Fiction. Políticas visuales de la emocionalidad y el deseo. Un homenaje al cine de Chick Strand, reseña que titula significativamente “porque vivimos juntas”, realiza a su vez una reflexión sobre el libro de María Rosón: Crítica(s) de arte. Género, memoria y cultura visual en el primer franquismo (materiales cotidianos).

Para finalizar, dentro de las entrevistas a mujeres investigadoras con las que resonaran nuestros trabajos, un proyecto que comenzamos en el número 4, la que ahora realiza Pablo Martínez a Marina Garcés no sólo en tanto autora del libro Un mundo común, y los más recientes Filosofía inacabada y Fuera de clase. Textos de filosofía de guerrilla, sino por su activa participación en Espai en blanc (http://espaienblanc.net/) y la escritura crítica con imágenes a través de los Pressentiments.

 


Notas

[1] Puede descargarse los textos en la página de Las lindes en www.ca2m.org

[2] Frase que Walter Benjamin toma prestada de Pierre Naville. Vid, “El surrealismo. La última instantánea de la inteligencia europea”, en Iluminaciones I, Madrid, Taurus, 1991, p.59.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 
 

 Re-visiones - ISSN 2143-0040
 
HAR2013-43016-P I+D Visualidades críticas, reescritura de las narrativas a través de las imágenes